Cómo Pescar Dorados con Mosca en los Esteros del Iberá

Para pescar dorados con mosca en los Esteros del Iberá, primero debemos viajar hasta Mercedes, Corrientes, la puerta de entrada a los Esteros.  

Los Esteros son un lugar soñado de nuestro Litoral, donde podemos encontrar los Dorados más bellos de nuestro país.

Allí, rodeado de una fauna y flora impresionante, en el corazón del Litoral Correntino, se ubica Pirá Lodge, uno de los sitios más salvajes de pesca, justo a los pies de los Esteros del Iberá.

Llegar al lugar es una mini aventura, recorriendo una hora de camino de ripio, pasando por entre varios pueblitos y parajes que nos van adentrando en el espíritu de esta hermosa provincia.

Pirá es una estancia rodeada de verde, con una infraestructura, servicios, gastronomía y amenities de ensueño y lo más importante: su personal. Amable, afectuoso, responsable y profesional al extremo.

Con alojamiento para hasta 12 pescadores, es un gran plan hacerse una escapada a este sitio con amigos o incluso compañeros de trabajo, buscando relax y tranquilidad, además de aventura.

Sus guías son realmente el plus y su mayor tesoro; especialistas de cada canal y rincón de los Esteros del Iberá, sin ellos la pesca no sería posible ya que nos adentran en sus Skiff por entre sus secretos y misterios con una maestría única.

EQUIPO PARA PESCAR DORADOS CON MOSCA EN LOS ESTEROS DEL IBERÁ

Para pescar dorados con mosca en los Esteros, necesitaremos de algunas cosas importantes y que sin ellas se nos dificultaría mucho la cuestión.

Equipos: cañas 6/7/8 dependiendo de la situación y tipo de agua que pesquemos, ya que nos podemos encontrar con lugares en los cuales castear una mosca de superficie en un largo swing, nos regale uno de los piques más maravillosos de esta modalidad o bien llegar al fondo de una corredera en los profundos canales, así como cruzar el agua en pequeños arroyos con imitaciones de mojarras.

Sin dudas, las cañas de acción rápida y butt de pelea, mis preferidas en 6 y 7, siendo las marcas Sage, Loop y TFO de mis predilectas. Los reels preferentemente con buen freno y del tipo large arbor que facilitará la tarea a la hora de pelear un buen pez.

Líneas: acá dependerá mucho de la técnica de casteo de cada uno, y esto es algo importante. Si no practicamos con nuestros equipos, si no tenemos la constancia de ir a probarlos antes de cada salida, corremos con una desventaja enorme.

Los Esteros no son un lugar para andar probando cosas, ya que la pesca es muy dinámica y técnica, contrario a lo que muchos creen, no da segundas oportunidades y hay que estar bien preparado.

Las líneas que más utilizo para pescar dorados con mosca en los Esteros del Iberá son las de flote, un número más que la caña y preferentemente especificas para agua salada, ya que su cobertura funcionará mejor debido a la temperatura ambiente del agua y de la superficie de la embarcación.

Las que más utilizo son las Monic Saltwater Master y la Monic Skyline Plus, ambas de muy buen desempeño cuando queremos dar vuelta grandes streamers. También la Monic Henley Clear Intermediate, ya que en algunas situaciones podemos necesitar que nuestra línea y mosca vengan apenas por debajo de la superficie.

Otras que también me gusta utilizar para estas situaciones son las Scientific Anglers Grand Slam y la Intermediate Saltwater, así como las tipo sinking de la gama Sonar.

Leader: confeccionado con un buen nylon o fluorocarbon, dependiendo de la situación podemos ir de un 0.70 a un 0.80 en un solo tramo de dos metros, con su correspondiente cable de acero. En algunas situaciones podemos llegar a afinar hasta un 0.60 y hasta 2.50m el largo del leader. Los que mejor me han resultado son los Raiglon (grey, casi sin brillo) y Varivas.

Cable: hay un líder indiscutible en esto y se llama American Fishing Wire (AFW). De todas las marcas que he probado, más de 15, es sin dudas el mejor por varias cosas. Primero tenemos diferentes configuraciones en su confección, siendo el AFW 1X19 y AFW 7X7 las más recomendadas. Segundo porque su resistencia es superior a la de otros similares. Tercero por su facilidad para anudar. Las libras que utilizo varían de 40, 46 hasta los 61 y 65 libras, siempre ajustándome a la situación de pesca y lugar, ya que no es lo mismo pescar a pez visto una pequeña corredera con Dorados de 3/4 kgs a estar prospectando un pozo con posibilidad de un Dorado de dos cifras, porque si, están.

Moscas: streamers clásicos, con materiales naturales y algunos con sintéticos, sobre todo en los momentos de aguas bajas y mayor temperatura ya que las Palometas están en cada tiro. Mis favoritos son los tipo Mullet RM o Rodo Fly, con colas de pluma y cabezas muddler. También algunos patrones de pequeñas mojarras.

Infaltables las imitaciones de pequeños roedores y poppers que nos darán piques tan explosivos como difíciles de clavar.

ESTRUCTURAS, SITUACIONES Y ALGUNOS CONSEJOS 

Ya tenemos el equipo listo, ¡ahora a pescar!

A lo largo del día podemos pasar por diferentes situaciones de pesca. Y acá la confianza en los guías es lo más importante, ya que ellos como conocedores del lugar, administran los lugares de pesca y “pools” para que todos podamos ir rotando y conociendo diferentes sitios a lo largo de nuestra estadía.

Por eso podemos arrancar en pequeños arroyos y pasar luego a canales muy profundos, o lagunas amplias de transición entre un bañado o embalsado y otro.

Cuando el Estero desborda, las posibilidades de pescar aguas que entran o salen de los campos, aumentan nuestras chances con moscas de superficie. Una pesca es realmente electrizante por la espectacularidad de los saltos en las tomadas.

En cambio, cuando pescamos canales profundos o las nacientes del Río Corriente, un lugar emblemático, podemos hacer largas derivas y swing con correcciones de todo tipo y esperar piques impresionantes.

También, en algunos casos, si bien la pesca siempre se da desde la embarcación, quizás podamos bajarnos en algún embalsado o costa de arena para pescar en aguas tan cristalinas como los ríos de nuestra Patagonia y ver cacerías magnificas de Dorados persiguiendo Sábalos o Mojarras.

Ser prolijos, metódicos en los lugares a “barrer” y estar listos, concentrados para clavar, eso nos dará muchas oportunidades. Nunca abandonar la línea y estar preparados para el pique.

Por último, navegar estos lugares al atardecer, acompañado de tanta naturaleza, es un privilegio que tenemos como pescadores, más cuando nuestras manos o guantes, tienen tanto olor a GLORIA.

 

Matias Monge De la Cruz

Socio de la APDL y APPM

IG @matiasflyfishing